Páginas

10 enero 2013

Costumbres que perduran.


El día de la boda, es una ceremonia cargada de simbolismo.

Por suerte o por desgracia, es la novia la que más carga simbólica reune.

No voy a hacer un debate de ello, porque tendría para poder escribir otro blog ;) pero seguro que habéis oído hablar de la liga de la novia, de que el padre o padrino lleva la novia al altar, de que el color de la novia es blanco, de las damas de honor ¿de quien? de la novia, claro....y de la luna de miel (ufff aquí acaba el sustantivo novia)

Así que vamos a aclarar algunas lagunas que especialmente vosotros, los chicos que me seguís tenéis.

Empecemos por lo que más os gusta, la despedida de soltero.

Hasta lo que se conoce, es de tradición espartana, cuando la noche anterior a la boda, se reunían todos los amigos del novio para festejar el matrimonio y decir adiós a su soltería, además de jurar lealtad a sus compañeros.

¿Qué es eso de algo viejo, algo nuevo y algo prestado?

Generalmente, en la cultura europea y con diferencias a lo largo y ancho de toda la geografía española, la novia suele llevar como nuevo el vestido de color blanco, añadiendo al simbolismo del comienzo de una nueva vida, el de la pureza de la novia, aunque otras novias optan más bien por transformar vestidos de novia antiguos dándoles un toque vintage y llevar los zapatos como algo nuevo, así como en vez de ser blanco que sea rosa...

Como siempre os digo, para gusto los colores, en todos los casos hay posibilidades infinitas, pero cuando hablamos de tradición, lo nuevo es el vestido.

Sigamos.

Lo viejo simboliza la conexión de la novia con su pasado, no hay objeto concreto, puede ser un anillo de su abuela, un broche de un familiar...

Algo prestado, simboliza la amistad y al igual que en el caso anterior, puede ser muy variado, desde una flor para el tocado de la novia, como un abanico...suele ser algo prestado por una amiga íntima o hermana casada anteriormente y se lo presta con los mejores deseos de felicidad.

Historia de una liga y una ramo.

En Francia, en el S. XV surge la tradición de que los varones solteros persigan a la novia para quitarle la liga, como símbolo de perseguir la buena fortuna.

Con el tiempo, es la propia novia la que se la quita y se la ofrece a los amigos solteros tanto suyos como del novio, para que se corte en trozos o se subaste para aportar una pequeña cantidad de dinero a la pareja.

Su color es blanco y azul, puesto que son colores que significan pureza y felicidad.

Algo parecido y también de tradición francesa, ocurre con el ramo de la novia, que se ofrece a las invitadas solteras, persistiendo la creencia de buena suerte y de ser la próxima en casarse.

El padre o padrino.

El padre o persona que elija la novia para ser acompañada ante el novio (en ese caso, padrino), simboliza la bendición de los padres ante el enlace de su hija.

La luna de miel.

Se la debemos a los germanos, los cuales, antiguamente, celebraban sus bodas el día de luna llena y posteriormente bebían licor de miel durante 30 días, de ahí llegó hasta nuestros días esos fabulosos días de vacaciones que pasan los recién casados una vez finalizado el enlace.

Lanzar arroz a la feliz pareja.

Es una tradición importada de Asia, donde el arroz simboliza fertilidad, por lo que a mayor cantidad de arroz mayor número de hijos en el matrimonio.

El velo de la novia.

Esta tradición va arraigada especialmente en los matrimonios de conveniencia, donde muchas veces las novias no eran muy agraciadas y llevaban un velo para evitar que el novio evitara el matrimonio.

De esta misma, comenzó la creencia de que si el novio veía antes a la futura esposa, era símbolo de mala suerte.

Anillo de compromiso y de boda.

En el S. I a través de un mandato papal, comenzó a usarse el anillo de compromiso, manifestando la intención de la pareja para contraer matrimonio.

A mayores, este anillo debía de ser de oro, como muestra de sacrificio económico por parte del novio.

Los anillos de boda tienen su origen en Roma. El pueblo romano, acostumbrado a firmar cartas y contratos con un anillo, derivaron de igual modo cuando se trataba del matrimonio.

En un primer lugar fueron de cuerda, posteriormente de cuero y piedra pulida, al ser materiales de poca durabilidad, comenzaron a utilizarlos de diversos materiales, hasta llegar el oro, metal preciado por excelencia.

El pueblo romano adquirió de los griegos el poner el anillo en el tercer dedo, considerando que la vena que pasaba por el dedo anular era la que más se aproximaba al corazón.

La explicación más antigua que se conoce data, de 2800 A.C, el pueblo egipcio Alrededor del 2800 A.C, los antiguos egipcios ya intercambiaban anillos en sus ritos matrimoniales. Para ellos, el círculo representaba una forma sin principio y fin, por lo que significaba la eternidad.

Existen otras muchas tradiciones, como que el novio coja la novia en brazos para cruzar el umbral para protegerla de los malos espíritus, con el mismo fin también se suelen atar latas en el coche de los novios.


Tener damas de honor, es una tradición americana, las damas suelen ser amigas y hermanas solteras de la novia, encargadas de ayudar a ésta en la organización de la ceremonia, elección del vestido y preparativos, así como de tener atendidos  a todos los presentes en la ceremonia.

Como veis, muchas supersticiones que perduran hasta nuestros días.

¿conocéis alguna otra costumbre o superstición? 






1 comentario:

Esperanza Vidal Martin dijo...

Me gusta tu blog, es fresco y divertido.
te cuento, en mi pueblo suelen decir mucho eso de novia mojada, es novia afortunada, no sé muy bien porque

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...